El juego

¿Has jugado alguna vez a un juego que dure millones de años?

Todo empieza hace 13,7 millones de años, cuando una gran explosión origina el universo que conocemos actualmente: ¡Big Bang!

Timelapse

así jugamos con el prototipo

En el juego “Big Bang 13.7”os convertiréis nada más y nada menos que en los creadores del universo, jugando con cuerpos celestes tales como planetas, estrellas, asteroides y cometas de colores, a la vez que con alucinantes fenómenos astronómicos como supernovas, agujeros de gusano o destructivos agujeros negros.

Mientras el universo se expande también podréis hacer que ocurran a vuestro antojo órbitas, eclipses, hiperespacios o incluso que intervenga la misteriosa y casi desconocida energía oscura.

Y todo ello para conseguir formar alineaciones de astros, mientras un reloj cósmico va marcando el paso del tiempo… ¡en millones de años!

FUNCIONAMIENTO DEL JUEGO

El juego está compuesto básicamente por piezas hexagonales: 48 astros de 4 tipos (planetas, estrellas, asteroides y cometas), 4 colores (amarillo, naranja, rojo y azul) y 3 tipos de fondos (vacío, estrellas y galaxia). Hay piezas de fenómenos astronómicos (supernova, agujero negro y agujeros de gusano) y piezas de acciones especiales (órbita, eclipse, hiperespacio y energía oscura). Finalmente también hay un reloj cósmico que marcará el paso del tiempo y el turno de los jugadores.

Antes de empezar la partida, cada jugador coge dos cartas de objetivos ocultos: un tipo de astro y un color. Durante el juego tendrá que conseguir ser quien obtenga más puntos de victoria formando alineaciones de 3 astros consecutivos y en línea recta de su tipo o de su color.

La partida comienza en el momento 0 del universo, hace 13,7 millones de años, con la colocación de la primera pieza: el Big Bang!

En un turno, el jugador colocará una pieza de las 4 piezas disponibles bajo el reloj cósmico.

Para colocar un astro se deben seguir dos normas:

  • el astro debe estar adyacente como mínimo a dos piezas y como mínimo una de ellas tiene que ser un astro.
  • el astro debe tener una característica en común con cada uno de los astros adyacentes: mismo tipo de astro, mismo color o mismo fondo.

La Tierra es un comodín que equivale a cualquier astro, color y fondo.

También se puede alterar el universo colocando alguno de los 3 fenómenos astronómicos:

  • Agujero negro: una estrella grande que colapsa y absorbe todos los astros de alrededor, que en el juego voltea las piezas adyacentes, con un gran potencial destructor de alineaciones.
  • Supernova: una estrella mediana que explota liberando materia y energía en forma de turnos extra con astros adicionales para cada pieza que se le coloque adyacente.
  • Agujero de gusano: a través de las dos piezas de los extremos del túnel o portal se pueden conectar alineaciones entre dos puntos alejados del universo.

El jugador también dispone de 4 piezas de acciones especiales que afectarán los astros para modificar, crear e incluso destruir alineaciones:

  • Eclipse: un astro puede ocultar otro astro adyacente colocándose encima.
  • Órbita: un astro puede desplazarse siguiendo la trayectoria de órbita respecto otro astro adyacente.
  • Hiperespacio: un astro puede moverse a la velocidad de la luz hasta la otra punta del universo.
  • Energía oscura: se puede acelerar la expansión del universo y la formación de alineaciones, incorporando dos nuevos astros en un mismo turno, saltándose la norma de colocación a dos piezas adyacentes.

Tanto en el universo real como en el juego, la relación espacio-tiempo es muy importante, ya que cada pieza colocada en el espacio tiene una duración o coste de tiempo de 1 hasta 5 millones de años según su valor. El reloj cósmico será quién avance los marcadores de los jugadores cada vez que coloquen una pieza en el universo y la partida no seguirá turnos circulares, sino que el turno será del jugador que haya invertido menos millones de años en las piezas colocadas y, por lo tanto, se encuentre más atrás en el tiempo.

Una vez se hayan agotado las piezas disponibles y estén todas las piezas colocadas dentro del universo, se dará por acabada la partida. Se sumarán los puntos de victoria de las alineaciones formadas por cada uno de los objetivos, ahora ya revelados, de cada jugador. Ganará quien tenga más puntuación. En caso de empate, ganará quien haya invertido menos millones de años.
Fin de partida